2017 cerrará con excelente resultados en finanzas públicas.

 

(*)Jesús Alberto Cano Vélez

Hasta agosto del año en curso se han creado en México 2 millones 997 mil 329 puestos de trabajo, 2.5 veces más que lo creado en el mismo período del gobierno anterior, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por lo que la administración actual está a dos mil empleos de alcanzar los tres millones de puestos de trabajo.

Los empleos generados en lo que va del actual sexenio del presidente Peña Nieto, son superiores a las cifras alcanzadas en cada una de la últimas cinco administraciones anteriores completas. El incremento anual de empleo ha sido impulsado este año por los sectores de comunicaciones y transportes, con 6.5 por ciento, agropecuario con 6.2 % y Transformación 5.6 %.

Por otra parte, los analistas financieros prevén que seguirá el proceso de reducir la inflación mexicana, y que el Banco de México suba sus tasas de referencia en 25 puntos base, para cuidar que el diferencial de tasas entre México y Estados Unidos, se mantenga cercano.

Los expertos conocedores destacaron que en la renegociación del TLCAN, todo puede pasar y la primera válvula sería el tipo de cambio, en donde un éxito llevaría a la moneda mexicana a niveles de 16.50 pesos por dólar y un fracaso o extensión de la discusión, a 22 pesos por dólar, afectando la tasa de inflación.

Por otra parte, diversos analistas estiman que el índice de precios al consumidor (IPC) rondará en torno al 6.3 por ciento a finales del 2017, mientras que el próximo año podría terminar en 4.3 por ciento, dado que la probabilidad es alta de que Banxico ajuste al alza la tasa de fondeo al cierre de este año.

Los observadores afirman que la renegociación del TLCAN es el principal foco para los capitales en el país; sin embargo, como 2018 es un año electoral, se abre otro tipo de riesgo. Como quiera que se llame, un contendiente puntero que atente contra la reforma energética, encenderá los focos rojos a los flujos de capital, y a principios de año, López Obrador declaró que quería revisar las leyes que abrieron los mercados energéticos a la inversión extranjera.

Finalmente, el año pasado uno de los temas que mayor incertidumbre generaba en los mercados de inversionistas, era la posible degradación de la calificación crediticia del país, lo que no sucedió. Se dudaba del crecimiento económico para 2017 y del saldo histórico de los requerimientos financieros del Sector Público, como porcentaje del PIB.

Pero en días pasados se entregó al Congreso la propuesta del Paquete Económico 2018, en donde se aprecian no solo las expectativas para el próximo año sino también los excelentes resultados que se han dado en esa materia en 2017, como resultado de la planeación y la consolidación fiscal de las finanzas públicas.

Finalmente, dado que lo que ocurre en Estados Unidos se refleja en las variables que afectan nuestra economía, es probable que Yellen sea formalmente candidata para la Fed, cuyo mandato actual fenece en febrero próximo. El 17 de julio tuvo un desayuno con Ivanka, la hija y asesora de Trump y, ocho días después de esa fecha, Trump le dijo al Wall Street Journal que Yellen estaba “absolutamente” en la carrera para dirigir la Fed y también que el asistente económico en la Casa Blanca, Gary Cohen, era uno de los contendientes, pero sus posibilidades se bajaron tras criticar públicamente las declaraciones de Trump, luego del brote de violencia racial en Charlottesville, Virginia, hace un mes y medio.

(*)Economista
@acanovelez

Leer más

Avanza la negociación del TLCAN; aún faltan los temas complejos.

(*)Jesús Alberto Cano Vélez

“Primero hay que acomodar los temas más concretos y luego discusiones más complejas”, declaró Ildefonso Guajardo Villarreal, Secretario de Economía de México.

“El nuevo acuerdo favorecerá un crecimiento robusto en Norteamérica en las próximas décadas”, dijo Robert Lighthizer, Representante Comercial de los Estados Unidos.

“Nuestra profunda amistad nos permite resolver los desacuerdos que a veces ocurren”, expresó Chrystia Freeland, Canciller de Canadá.

México, Estados Unidos y Canadá, comunicaron el miércoles pasado que ya habían asegurado en la segunda ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), realizada la semana pasada, se tuvieran avances, y que los temas fueran de los que no generan fricción y se abordan a detalle en las mesas de negociación en las que se logran avances y se encaminan a consolidar textos.

De manera que, si bien fue catalogada por los tres ministros como exitosa, no entraron a temas como el déficit comercial o las reglas de origen, que son los que han levantado más expectativas en la opinión pública, debido a la dureza que se espera surja en la negociación. Por tanto, vendrán esas deliberaciones en las rondas siguientes, que serán en Ottawa, del 23 al 27 de septiembre.

“Es propio de toda negociación empezar acomodando los temas de lo menos conflictivo a lo más difícil”, observó el secretario Guajardo. Y sobre los avances, explicó que los primeros resultados del proceso de modernización llegarán en la tercera ronda, en Ottawa, entre los que se encuentran siete de los 25 temas que se negocian.

“Por tanto, hemos dado instrucciones a nuestros jefes negociadores de que nos comprometamos a poder empezar a definir los capítulos más aproximados, para empezar a ver los primeros resultados en la tercera ronda”, y precisó que no necesariamente los siete temas identificados podrían quedar cerrados en Canadá.

Entre las mesas de trabajo que registran más avances, debido a que los tres países han tenido muchos puntos en común, se encuentran Cooperación con Pymes, Facilitación de Comercio y Obstáculos Técnicos al Comercio.

El negociador norteamericano del grupo, Lighthizer, dijo a periodistas, tras la declaración conjunta, que su posición es permanecer en el TLCAN y que confía en que el presidente Donald Trump apoye el tratado modernizado. “Espero que cuando termine este acuerdo, el presidente lo apoye, porque yo no aprobaré nada que él no avale”, señaló.

Por su parte, el “Cuarto de Junto” que se coordina con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de México, calificó esta etapa como exitosa, por el hecho de que las tres partes muestran voluntad para alcanzar acuerdos que permitan avanzar hacia una región más competitiva e integrada con esta negociación.

(*)Economista
@acanovelez

Leer más