Avanzan deliberaciones en México, entre los tres países.

 

 

(*)Jesús Alberto Cano Vélez

El avance del amplio acuerdo comercial regional sin Estados Unidos, ha provocado nuevas críticas de que la política comercial de “EE. UU., Primero” de Donald Trump, está dejando a Washington cada vez más aislado de sus otros socios en el mundo.

México y Canadá, están conformando un bloque al rechazar las condiciones de Estados Unidos, en la modernización del Tratado de Libre Comercio.

Al respecto, Moisés Kalach, director del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales (CCENI), dijo que coinciden los participantes mexicanos del cuarto de al lado, de aceptar el planteamiento de modificar la regla de origen en el sector automotriz, para que las unidades fabricadas en Norteamérica tangan 85 por ciento de los tres países, y que el 50 por ciento del total sea de EE. UU.

Asimismo, las mejores cartas que tiene el sector empresarial mexicano para la quinta ronda es cerrar los temas sobre servicios financieros, propiedad intelectual e incluso laboral, que se trabajaron en el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), durante las reuniones programadas del 15 al 21 de noviembre en la Ciudad de México.

También, el dirigente mexicano dijo que sus propuestas serían llevadas a las mesas de negociación centradas principalmente en incrementar el comercio como un mecanismo para reducir el déficit de Estados Unidos.

Otra de las apuestas es el capítulo energético, que permitiría las transferencias tecnológicas y ayudaría a conformar una industria sólida y robusta. “Buscaremos soluciones a través de más comercio y no con proteccionismo” -sostuvo.

La Cámara Internacional de Comercio, se dijo muy “preocupada” ante la posibilidad de que Estados Unidos salga y plantée propuestas disruptivas por ser contrarias a la libre empresa, que son las tesis primarias de sus deliberaciones conjuntas.

“El TLCAN no es solo un tratado, dijo, es la piedra angular de la relación económica, política y de seguridad entre nuestros tres países. Necesitamos mantener esta visión más amplia en cualquier cambio en el acuerdo, sostuvo la Cámara Internacional de Comercio de Estados Unidos (ICC), exhortando a sus respectivos gobiernos a permanecer en las mesas de negociación para promover la expansión del comercio transfronterizo y no restringirlo.

Canadá también se sumó a la propuesta mexicana de eliminar la cláusula de extinción cada cinco años, sugerida por Estados Unidos, para limitarla a ser una revisión de resultados cada quinquenio.

La evaluación quinquenal del acuerdo no es negativa si se pacta como un proceso de modernización periódica, opino el Consejo Coordinador Empresarial Mexicano. No genera incertidumbre en las inversiones. Lo que sí la generaría si se postulara que se termine quinquenalmente. Dicha revisión solo es un ejercicio de análisis estructurado que ahora se haría de una manera formal.

Por otra parte, comentó nuestro Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, que dentro de los acuerdos que se harán al TLCAN, se buscará crear un capítulo que se enfoque en la equidad de género y una mayor participación de mujeres en la economía. Es una propuesta que hizo Canadá, apoyada por México, donde se habla de financiamiento a mujeres, acceso a mejores oportunidades laborales y su mayor participación en los consejos de administración.

(*)Economista

@acanovelez

Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *