Proyecciones optimistas para inicio del Mercomún Asia-Pacífico.

(*)Jesús Alberto Cano Vélez

Lamentablemente la situación con nuestro vecino Trump se complica, por sus planteamientos inaceptables; tenemos la opción de seguir produciendo autos con las empresas con las que actualmente trabajamos y tenemos buen prestigio, e iniciar operaciones con nuestros socios sudamericanos, en el Mercomún Asia-Pacífico, Chile, Colombia y Perú, quienes han estado moviendo la iniciativa entre ellos y con Australia, Nueva Zelanda, Canadá y México; de esa manera la alianza madura con más integración, y también sigue adelante el convenio de libre comercio con Europa, como nos han insistido desde allá.

El contexto general en el que estaríamos actuando sería con una inflación de 6.02 por ciento, una vez concluido nuestro coqueteo con ella para fines de año y una expectativa de inflación anual, de ahí en adelante, de 3.80 por ciento, con un crecimiento real del PIB de 2.25 por ciento y con un tipo de cambio de 18.70 pesos por dólar.

Por otra parte, con el esfuerzo de consolidación fiscal, promovido por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, el cual consistió en reducir el déficit del sector público y su deuda como proporción del PIB. La semana pasada el peso estuvo en su mejor nivel de 13 meses, con un tipo de cambio de 18.15 pesos por dólar. Los economistas del banco Santander estiman que el Banco de México frenará el alza a tasas, dado que la inflación en México ha tenido un desempeño favorable.

Se esperaba también que para la reunión de ayer en Hamburgo, del G-20, donde estarían presentes todos los participantes en la reunión de Alemania, coordinada por su canciller, Ángela Merkel, el presidente Trump hiciera su “teatrito” con alguien, como ha acostumbrado, y esta vez nos pegó un pellizco entre murmullos: “absolutamente”. Se portó bien con el presidente Chino, Xi Jinping, y con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe; y a diferencia de otras ocasiones, también con la canciller Merkel, quien anunció que defenderá el libre comercio y el Acuerdo de París en Hamburgo. Por su parte, el presidente chino Jinping, prometió “una nacion, dos sistemas”, en su reciente visita a Hong Kong. “El sistema capitalista seguirá sin cambios por “al menos” 50 años, hasta 2,047.

Trump es un hombre inestable, como lo ha mostrado con nosotros y con la Merkel. No es confiable, nos tiene cerca y no va a dejar de pegarnos. Lo único que le interesa de México es el apoyo nuestro para el control a los países centroamericanos.

Nuestra relación con las empresas con quienes trabajamos en EE. UU., es buena, nos han cuidado mucho y dudo que quieran irse con Trump. Ya lo han manifestado, pero veremos.

Además ya se vió que quiere seguir pegándonos con su insistencia de que construyamos y paguemos nosotros el muro entre nuestros países, si bien quien lo quiere y lo necesita es él. México no lo requiere. Nosotros construimos puentes, no muros.

(*)Economista
@acanovelezEE

Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *