Tercer Informe de Actividades Legislativas

Imagen de previsualización de YouTube

Quiero aclarar, reiterada y enfáticamente, que este Informe, lo que menos pretende, es promover y ensalzar la labor de un Diputado Federal en lo particular.

Los resultados de las gestiones que aquí se habrán de resaltar, son producto del esfuerzo y la vocación de servicio de la bancada priísta sonorense.

Detrás de cada acción, detrás de cada cifra, detrás de cada recurso presupuestado para Sonora, está el trabajo y el profesionalismo de José León Perea, Ernesto de Lucas Hopkins, Rogelio Díaz Brown, Manuel Ignacio Acosta, Miguel Pompa Corella y Onésimo Mariscales.
Después contamos con la valiosa participación de las Diputadas Mireya Franco, de Patricia Calles y de Teresita Caraveo, que con su gran compromiso social engalanaron la Diputación Federal Priísta, que me honro en presidir….¡El logro es de todos!

También es justo reconocer que gracias a la suma de esfuerzos del resto de mis compañeros legisladores en la Cámara de Diputados y en el Senado de la República, y a la buena relación y voluntad de funcionarios públicos del gobierno federal, pudimos atraer a Sonora una cantidad de recursos federales sin precedentes en la historia del Estado.

Con toda franqueza les digo que, ser Diputado Federal y representar a Sonora en el Congreso de la Unión, es una de las responsabilidades que con más gusto y satisfacción he cumplido a lo largo de mi carrera como servidor público y como político.

Sí, como político; porque la política es una actividad digan cuando se trabaja a favor de los sonorenses, a favor de los ciudadanos, y se hacen a un lado los intereses particulares o de grupo.

Poner a la política al servicio del interés ciudadano, es una de las mayores satisfacciones que me ha dado la vida.

Más aún cuando durante estos tres años, como Diputado Federal, la vida me volvió a dar la oportunidad de servir a los sonorenses y de recorrer, una vez más, casi la totalidad de los municipios del Estado.

Durante estos tres años, pude reconfirmar que la mejor manera de servir a los sonorenses, es hacerlo sin distinguir banderas o colores partidistas.

Al votar, la gente lo hace por el partido o por el candidato de su preferencia, pero al ganador le exige, con absoluta razón, que a la hora de gobernar lo haga para todos.

Con ello en mente orienté mi actuar en estos tres años de gestión legislativa.

Gestionar recursos para Sonora, en un Estado donde se ha arraigado una cultura democrática sustentada en la diversidad política, requirió sentarse a la mesa con el Gobernador de un partido distinto al que pertenezco.
Debo reconocer que, independientemente de nuestras evidentes diferencias ideológicas, el diálogo en materia del presupuesto federal entre un servidor y el Gobernador del Estado, siempre y en todo momento fue respetuoso y en torno al interés general de los sonorenses.

Señor Secretario de Gobierno, de manera respetuosa solicito a Usted ser el conducto para hacer llegar al Gobernador del Estado mi reconocimiento por haber privilegiado las coincidencias que compartimos a favor de los sonorenses.

En una democracia como la nuestra, el respeto a las instituciones y la auténtica independencia de poderes, son fundamentales a la hora de construir, pero sobre todo, a la hora de respetar y hacer valer los acuerdos que más favorecen al ciudadano.

Es cierto que en estos tres años de labor legislativa, los Diputados Federales sonorenses del PRI, aprobamos la cifra histórica de más de 92 mil 600 millones de pesos para el Estado de Sonora.

Y lo hicimos, en cumplimiento a una de las tantas responsabilidades que nos corresponde llevar a cabo como poder legislativo.
Pero la responsabilidad de aplicar el recurso, corresponde -como lo señala la ley- al poder ejecutivo, es decir, en este caso al Gobernador de Sonora y al Ejecutivo Federal a través de las Delegaciones Federales. Nosotros aprobamos y ellos ejecutan, la colaboración de poderes es una realidad ya en nuestro país.

De ahí que, independientemente de nuestras afiliaciones e intereses partidistas, todos debemos privilegiar el diálogo constructivo con el poder ejecutivo, para ofrecer mejores, constantes y crecientes resultados a las familias sonorenses.

La sociedad sabe que lo logrado no es producto del esfuerzo o la voluntad de uno solo hombre, o de un solo partido político. Por eso su convocatoria es a la unidad.

A la unidad resultado del trabajo político; a la unidad que no se da en maceta ni por generación espontánea.

A la unidad eficiente que genera resultados, a la unidad que mejora la calidad de vida de las personas.

¡Esa es la unidad que la sociedad espera de nosotros!

Que yo recuerde, la división, el enfrentamiento y la polarización, jamás han sido tierra fértil sobre la que se pueda sembrar la semilla del desarrollo y el crecimiento económico durable y sostenido.

Eso solo favorece a los interese ajenos a nosotros.

Que yo recuerde, el pesimismo y la frustración jamás han sido la solución a los retos que hemos enfrentado los sonorenses.

En Sonora y en México, el que divide no vence y así ha quedado demostrado cada vez que los ciudadanos han ido a depositar libremente su voto en las urnas.

En las pasadas elecciones presidenciales, los mexicanos depositaron mayoritariamente su voto a favor de nuestro candidato.

Lo hicieron conscientes de que Enrique Peña Nieto será Presidente de la República electo por el voto de los ciudadanos y no por decisión hegemónica.
Lo hicieron conscientes de que México no es el mismo al que prevalecía cuando un sólo partido dominaba el escenario político.

Lo hicieron conscientes de que la sociedad civil mexicana se encuentra más organizada, es más vigorosa que en cualquier momento de nuestra historia y que cada día se consolida como un auténtico contrapeso del poder.

Los priístas estamos conscientes de que no hemos recibido un cheque en blanco; que la democracia es alternancia y que una victoria electoral no es garantía de triunfo en la próxima elección.

Estamos conscientes de que la victoria electoral es para honrar la confianza de quienes la depositaron en nosotros, pero también, para ganarnos la confianza de quienes en las urnas tomaron una opción distinta a la nuestra.

Haber recuperado la Presidencia de la República, nos da derecho a llevar adelante un proyecto de nación distinto, que recupere nuestra capacidad de crecer y generar empleos de calidad y bien remunerados, con nuestros propios medios, a la luz de lo que está pasando en el mundo, en Europa y Estados Unidos.
Un proyecto que nos lleve a recuperar al Estado promotor del desarrollo; que aliente la iniciativa de las empresas y particulares, pero sobre todo, que un Estado fuerte y democrático, regule los excesos y sea solidario con los que menos tienen.

Tenemos derecho a llevar adelante este proyecto, pero en ningún caso, a creer que durante los próximos seis años, siempre vamos a estar en posesión de la razón.

No tengo la menor duda de que Enrique Peña Nieto estará a la altura de lo que los mexicanos esperan en el siguiente sexenio.

Estoy convencido de que será un buen gobernante y construirá un buen gobierno. Gobernante y gobierno caminado en el mismo sentido, aceptando visiones distintas y tomando decisiones que eviten las contradicciones entre el decir y el hacer.

La sociedad ya ha castigado la incongruencia; de ahí la importancia de seguir trabajando unidos alrededor del proyecto de nación que a partir del próximo primero de diciembre encabezará, para todos los mexicanos, el Presidente Enrique Peña Nieto.

Por eso, conscientes de la fuerza que da la unidad y de los mejores resultados que ofrece a los ciudadanos, los Diputados Federales sonorenses del PRI iniciamos en 2009 nuestra labor legislativa aprobando poco más de 25 mil millones de pesos para Sonora.

Para este 2012, aprobamos más de 32 mil 700 millones; es decir, que en tres años incrementamos en más de 7 millones 700 mil pesos los recursos para las familias sonorenses.

También, en tres años de intenso trabajo en las distintas comisiones que integramos los Diputados Federales sonorenses del PRI, y en base al permanente contacto establecido con los sonorenses, logramos etiquetar alrededor de 15 mil 400 millones de pesos.

Como ustedes saben, los recursos etiquetados son aquellos que obedecen a demandas específicas que la ciudadanía hace a los legisladores en sus respectivos distritos.

Por lo tanto, son recursos que sólo se presupuestan para obras específicas y programas de apoyo.
De los cerca de 15 mil 400 millones de pesos que los Diputados Federales del PRI etiquetamos para Sonora destacan:

Más de 5 mil 300 millones para la construcción de carreteras, caminos rurales, vialidades y puentes, en varias ciudades sonorenses, particularmente aquí, en Hermosillo, donde se le dio una nueva fisonomía urbana, sobre todo más moderna y funcional.

Más de 3 mil 700 millones para Educación, destinados al pago del Magisterio sonorense, a la construcción y rehabilitación de escuelas primarias y secundarias y la instalación de computadoras y aulas de medios en diversos planteles educativos.

Y más de 3 mil 200 millones en recursos hidráulicos para la construcción de obras de agua potable y alcantarillado, infraestructura hidroagrícola y para mitigar los efectos de la sequía y las heladas entre los productores sonorenses.

Permítanme hacer un paréntesis para, como decimos en la Cámara de Diputados, fijar mi postura particular respeto al sensible tema del agua que afecta a todos, subrayo, a todos los sonorenses.
Por lo mismo, estoy convencido que, más que dividir al Estado en sonorenses del norte y sonorenses del sur, el agua debe unirnos a todos en un sólo Sonora.

En un sólo Sonora donde la solución del agua sea la adecuada tanto para el sonorense del campo como para el sonorense de la ciudad.

Que la ley defina el rumbo que las cosas deben tomar, y una vez definido el curso legal, que sea el diálogo el que privilegie las coincidencias entre los sonorenses. Un diálogo amplio, sin límite en el número de sus integrantes.

Un diálogo donde a la mesa se sienten todos y cada uno de los sonorenses interesados en discutir el tema, pero sobre todo, comprometidos en construir un acuerdo y en buscar alternativas viables, sin imposiciones, sin caprichos, que a todos satisfaga para que así, y sólo así, sea respetado por todos……¡El logro debe ser de todos!

Así también, privilegiando el diálogo entre nosotros y respetando los acuerdos alcanzados, fue que los Diputados Federales del PRI logramos corregirle la plana al Presidente de la República.

Como ustedes saben, la Cámara de Diputados tiene la facultad constitucional de modificar la propuesta del paquete económico que el Ejecutivo envía para la discusión y aprobación del Congreso de la Unión.

Particularmente, ésta facultad exclusiva de los Diputados, está contenida en el Art. 74 de nuestra carta Magna en su Fracción 4ta.

Haciendo uso de esa facultad, fue que la bancada sonorense del PRI en la Cámara de Diputados, logró aprobar, en estos tres años, 6 mil 393 millones de pesos más de lo que el Presidente de la República había propuesto para Sonora.

Es decir, que en cada año de gestión legislativa incrementamos en más de 2 mil 100 millones de pesos los beneficios para los sonorenses.

En 3 años de gestión alcanzamos una cifra histórica de apoyo a las universidades, pasando de 890 millones de pesos en 2009 a 1,323 millones en 2012; un incremento real del 32%.

Este año logramos recursos adicionales por 60 millones de pesos para construir aulas y equipar con mobiliario a los Institutos Tecnológicos de Agua Prieta, Guaymas, Hermosillo, Huatabampo, Nogales y Valle del Yaqui.

También gestionamos 20 millones para las Universidades Tecnológicas de Etchojoa, Hermosillo, Nogales y del Sur de Sonora, así como 22 millones a la Universidad de Sonora para iniciar la Universidad Virtual de Agua Prieta.

En estos 3 años de gestión, incluimos en el presupuesto recursos importantes para Sonora en obras carreteras que permitirán aumentar la competitividad en nuestras regiones.

Destaco la carretera Caborca-Sonoyta con 228 millones de pesos; la carretera Sonoyta-San Luis Río Colorado con 482 millones y la carretera Nogales-Santa Cruz con 100 millones.

Asimismo, está la modernización y ampliación de la carretera Cananea-Agua Prieta con 72 millones; la carretera Rosario-Quiriego con 40 millones y la carretera Álamos-San Bernardo con 80 millones.

También apoyamos con recursos a carreteras alimentadoras y caminos rurales en Navojoa con 165 millones y a la vialidad Yaqui-Mayo en Ciudad Obregón con 263 millones.

Además, a pesar de la insistencia del gobierno federal de centralizar el gasto destinado a la salud, logramos recursos por 259 millones de pesos, de los cuales, 94 millones son para el equipamiento, modernización y conclusión de unidades médicas.

En materia legislativa, aprobamos 27 de las 34 iniciativas de ley enviadas por el Ejecutivo Federal y aprobamos 24 Reformas Constitucionales.

Destaco por su relevancia la aprobación, el pasado 26 de abril, de la iniciativa para instituir las escuelas de tiempo completo.

Iniciativa que representa un paso importante en el esfuerzo por ofrecer a los niños y jóvenes una educación de calidad, sobre todo, en materia de desempeño físico, cultural y recreativo.

También, representa un buen apoyo para las familias donde ambos padres trabajan, y en especial, a los hogares donde las mujeres son cabeza de familia.
Reformamos la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, para que se implanten acciones contra la discriminación de género y se promueva la cultura de respeto a los derechos humanos de las mujeres en el ámbito laboral.

En materia de Reforma Política, aprobamos las candidaturas independientes y establecimos las figuras de consulta ciudadana y de consulta popular.

También incorporamos criterios para la sustitución del Presidente de la República, en caso de falta absoluta, y otorgamos facultades al Senado para ratificar a titulares de los organismos reguladores en telecomunicaciones, energía y competencia económica.

Aprobamos leyes para impulsar la actividad económica en el país y para la generación de empleos formales. Entre ellas destacan la Ley de Competencia Económica, la Ley de Asociaciones Público-Privadas y la Ley de Acciones Colectivas.

Fomentamos la participación de las mujeres en las cadenas productivas y comercialización de los productos del campo, y otorgamos estímulos fiscales a los empresarios que den su primer empleo a jóvenes mexicanos.
Y creamos la Ley General de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil, para garantizar el acceso de los niños a estancias seguras y con medidas de protección adecuadas.

Con estas y otras acciones legislativas y presupuestales, los Diputados Federales del PRI trabajamos orientando todas y cada una de nuestras acciones a responder, en el terreno de los hechos, a la confianza que en nosotros depositaron.

El resultado de nuestro trabajo se refleja, más que en la cantidad de recursos presupuestados para Sonora, en la satisfacción de haber dado nuestro máximo esfuerzo y de haberlo puesto al servicio de los sonorenses.

Por eso….¡El logro es de todos!

Amigas y amigos que me acompañan; amigas y amigos de las Redes Sociales:

Desde el primer día en el que inicié mis labores como Diputado Federal por el Estado de Sonora, tuve en mente dos claros objetivos: escuchar y asumir sólo los compromisos que se pueden cumplir.
Antes de suponer cómo son las cosas, es preferible primero escuchar y estar bien atento a lo que los sonorenses tienen que decir.

Porque sólo escuchando, se puede hacer valer la voz del sonorense del campo en pie de lucha, pero sin suficientes apoyos; del productor tenaz y perseverante, pero sin incentivos.

Sólo escuchando, se puede hacer valer la voz del joven con talento, pero sin trabajo; del empresario con visión, pero sin el respaldo de la banca de desarrollo, pero sobre todo, sin el respaldo de un gobierno facilitador.

Sólo escuchando, se puede hacer valer la voz de la mujer, y romper las barreras todavía presentes para tantas mujeres que no tienen una igualdad efectiva y que hasta ahora, sólo tienen una igualdad declarada.

Sólo escuchando, se puede saber cómo apoyar a ganaderos, agricultores, acuacultores, académicos, estudiantes, madres de familia, grupos indígenas y a los sonorenses que desean que en la práctica se cumpla un futuro de autonomía y dignidad.

Escuchar es fundamental para establecer los compromisos, pero sólo aquellos que se pueden cumplir.

La gente sabe que la perfección no existe, y que los servidores públicos, también somos seres humanos con limitaciones.

Lo que más le debemos a la gente, es honestidad y sinceridad a la hora de formalizar los compromisos y cumplir con nuestra palabra.

Escuchar es fundamental para cumplir y llegar más lejos, para trabajar en equipo, para superar los retos y para que juntos, podamos construir en Sonora un futuro para todos.

Por eso recorrí, y cuantas veces fue posible, estuve presente en la mayoría de los 72 municipios del Estado.

Por eso también, aproveché los instrumentos que ofrece el Siglo XXI para estar en permanente contacto con los sonorenses a través de las Redes Sociales.

Su creciente y exponencial influencia, es fundamental hoy en día para estar en constante interacción con una nueva generación, totalmente digitalizada e integrada en la sociedad de la información y del conocimiento.

Con una nueva generación, con todos los medios a su alcance para innovar e implementar nuevos métodos de producción; para proponer nuevas relaciones sociales y, sin duda alguna, para implementar nuevas formas de hacer política.

Internet ha roto con el monopolio del conocimiento y ello debe llevarnos a entender a los políticos, que ya pasaron los días en los que se nos consideraba –y nos considerábamos- los únicos portadores de la verdad.

Por delante tenemos el reto de renovar el quehacer político y de impulsar la renovación del quehacer empresarial, social y educativo.

A la luz de las nuevas reglas del juego digital, las formas actuales tienen a la vuelta de la esquina su fecha de caducidad.

Hoy en día, las convicciones, los principios, las causas y los anhelos que se encabezan, son más importantes que el cargo que se ostenta.

Hoy en día, es fundamental entender que los vínculos sociales son más fuertes que el individuo, y que hay más fuerza en la acción colectiva que en la acción individual.

Mi vocación de servir a los sonorenses, jamás ha estado sujeta a los cargos públicos que he tenido el privilegio de ocupar, tanto desde la administración pública estatal y federal, como desde la iniciativa privada como académico, consultor y legislador.

Mi vocación de servir a los sonorenses no termina este 30 de agosto con la conclusión de mi responsabilidad como Diputado Federal.

¡Al contrario!…¡Se fortalece con energía y fuerzas renovadas!

Lo importante es seguir en sintonía con la sociedad, y más allá de cargos públicos, de legitimas aspiraciones profesionales y políticas, de inspiraciones partidistas, o de niveles de gobierno, lo importante es trabajar para que mejoremos todos.

Hasta que mejoren nuestros adversarios, porque mejorando ellos, nos obligan a nosotros mismos a ser mejores, y con ello gana la sociedad.

Por eso seguiré siendo un orgulloso priísta sonorense impulsado por el compromiso, no por la autocomplacencia.

Seguiré siendo un orgulloso priísta sonorense impulsado por el optimismo, no por la autosatisfacción.

Pasaré con gusto, de ser un servidor público, a ser un servidor ciudadano con la responsabilidad esencial de servir y hacer valer el interés general de los sonorenses.

Porque en lo que a mí respecta, servir a los sonorenses no tiene fecha de caducidad.

Se los digo cómo es: ¡Mi vocación es servir a Sonora!

Jesús Alberto Cano Vélez

Diputado Federal por Sonora.

Esta entrada fue publicada en Trabajo legislativo. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.